Los 7 fundamentos de la fotografía callejera



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

1. Entiende dónde estás

La fotografía callejera, en su sentido más puro, presenta la condición humana tal como existe dentro de un entorno. Sin una comprensión de ese entorno, simplemente estás tomando fotografías de personas haciendo cosas. Tener incluso un sentido básico de la cultura, la tradición, los valores, los miedos, los hábitos, etc. de la población que está capturando es el primer paso hacia una fotografía callejera significativa y aprender a exhibir lo que hará maravillas con sus fotos. Si comprende por qué, por ejemplo, los monjes de Tailandia pasan sus mañanas caminando por las calles, entonces puede enmarcar la imagen de tal manera que cuente esa historia, en lugar de tratar de aplicar su propio significado a una escena extranjera.

Pero incluso más allá de esto, hará maravillas por su apreciación del lugar y le permitirá apreciar las fotos que tome aún más que antes. Y cuando te preocupas por tu arte, automáticamente se eleva. Aprender sobre una cultura te permitirá abrazarla; si viajas sin tomarte el tiempo para observar, comprender y respetar las sociedades en las que te estás sumergiendo, tienes problemas más grandes que las fotos aburridas.

El contraste es importante para mí al tomar fotos en estas situaciones, porque sirve para resaltar ciertos temas y temas de una manera orgánica y matizada. Mientras exploraba Bangkok, tomé esta foto, solo una simple lente de 50 mm en mi cámara, expuesta a la luz del sol del mediodía. No es una toma técnicamente difícil de ninguna manera, pero con el encuadre y el momento adecuados, puedo subrayar las diferencias generacionales y culturales de una manera sutil. La fotografía callejera, en mi opinión, tiene mucho más que ver con el contexto que con la captura, pero cuando combinas las dos, puedes terminar con algunas imágenes poderosas.

2. Observe los patrones

Si bien la mayoría de mis mejores tomas son momentos sorpresa de emoción o reacción, la fotografía callejera no se trata solo de encontrarte en el lugar correcto en el momento adecuado, disparando salvajemente con una oración por suerte. Con un poco de conciencia, puede ponerse en el lugar correcto o anticipar el momento adecuado. Todo comienza con la identificación de patrones. Desde patrones obvios (negocios, tráfico, luz solar) hasta los más matizados (pájaros alimentándose en un lugar, parques llenos de gente, vendedores ambulantes preparando comida), hay una cantidad increíble de indicadores que debe buscar para obtener la inyección que desea.

Es posible que tenga esto clavado en su propia ciudad, pero podría estar a 5000 millas de distancia. Pase el tiempo haciéndolo en el lugar por el que está viajando, incluso si son solo algunas notas en su diario sobre cosas interesantes que ha notado (me gusta escribir notas a lo largo de una línea de tiempo, para poder actuar sobre ciertas ideas dependiendo en el momento del día que tengo algo de tiempo libre). Sin estas observaciones, solo estás esperando para tener suerte, y los mejores fotógrafos callejeros no confían en la suerte.

Tomé la foto de arriba esperando un bote de cola larga en el sur de Tailandia, sabiendo que el operador pasó unos minutos jugando con el motor antes de cada viaje al mar. Exponí al sujeto, usando un obturador rápido para congelarlo en su lugar, luego esperé hasta que estuvo en una posición que reflejara la comprensión y la intimidad de su relación con su barco. Con una lente larga (100 mm +) pude encuadrar con precisión la toma sin tener que subir al barco.

3. Tener sentido de la dirección (de forma creativa)

La fotografía callejera es, por naturaleza, sincera. Pero eso no significa que no puedas tener un tema en mente al tomar fotos. Me encantó la sensación de relación en Tailandia, de tránsito en China, de ocio en México. Quería que mis fotos (al menos una parte de ellas) reflejaran esto. Mi enfoque no solo proporcionó un mejor contexto dentro de la toma, sino que le dio una sensación de cohesión a cada álbum con el que terminé, reflejando en última instancia el sabor y la atmósfera del entorno en el que me encontraba. Aprecio este pequeño aspecto de la creatividad controlada de otra manera. disciplina incontrolada.

La foto de arriba, tomada en Baja California, México, durante un paseo por la playa, es un buen ejemplo. Los grupos de niños locales que jugaban cerca del océano, respaldados por agua azul zafiro y bandadas de gaviotas, representaban perfectamente el estado de ánimo de mi entorno. Establecer mi apertura af / 13 (para mantener todos mis sujetos enfocados) y aumentar mi velocidad de obturación (para congelar el movimiento de los pájaros) a alrededor de 1/800 me permitió capturar una escena dinámica y colorida con mucho para mirar.

4. Priorizar la observancia sobre la interacción

De alguna manera, esto solo significa "permanecer oculto". Si bien no es una regla estricta (el retrato, por ejemplo, requiere un poco de interacción para maximizar la comodidad y el contexto), el comportamiento natural y sincero generalmente proporciona la verdadera esencia de la fotografía callejera. Esto no es fácil de hacer en un lugar donde solo su apariencia puede llamar la atención, pero existen herramientas para ayudarlo. Me gusta usar un lente de zoom largo (apunto a una distancia focal de más de 100 mm) para mantener mi distancia, y siempre confío en la luz natural / proporcionada en lugar de usar un flash (que debería ser bastante obvio).

Para la foto de arriba, usé la cubierta de algunos botes para capturar a un trabajador de cola larga en acción. Estaba bastante lejos, parado en aguas poco profundas, pero también me beneficié de ser parte de una multitud considerable en la playa, ocultándome lo suficiente como para salirme con la suya tomando fotos abiertamente.

Si estás en un lugar donde no eres el único turista, es más fácil tomar fotografías de casi cualquier cosa, así que úsalo a tu favor. De lo contrario, intente fingir un disparo en una dirección, solo para tomar el que realmente desea inmediatamente después; me gusta mirar un poco fuera del objetivo desde donde quiero disparar mientras preparo mi configuración, luego solo encuadre el disparo una vez que esté listo para tomar algunas fotos rápidas. El fotógrafo que mira fijamente a los sujetos mientras se preocupa con su cámara rara vez obtiene la toma natural que desea.

5. Viaje ligero

Me gusta mantener mi carga lo más delgada posible. No se trata solo de parecer más sigiloso; en realidad, me desahoga un poco al disparar cuando no tengo que hacer un seguimiento de tanto equipo. Si bien tengo varios lentes en mi arsenal, solo saco uno, un zoom telefoto rápido y nítido, cuando tomo fotografías de la calle. Tener una lente confiable es absolutamente vital, y no tener que cambiar a una lente diferente de repente me ahorra un tiempo invaluable. Muchos fotógrafos llevan monópodes, trípodes y otros estabilizadores, pero a menos que esté tomando exposiciones prolongadas, me ha resultado mucho más fácil confiar en una lente agradable y en mis propias manos firmes (y una correa de mano).

Incluso de noche, hay formas fáciles de evitar el trípode: tomé la foto de arriba en la computadora de mano, a pesar de usar un lente de zoom pesado, aumentando mi ISO a alrededor de 4000 (tener una cámara con fuertes capacidades de poca luz es uno de los más importantes cosas para este estilo de fotografía, y recomiendo encarecidamente usar un cuerpo con un sensor de fotograma completo para maximizar su rendimiento de ISO alto) y dejar que las luces de la calle únicas iluminen las cabezas de la multitud.

Si tiene fotos borrosas, reduzca la apertura a un número más bajo para permitirle aumentar la velocidad de obturación; en última instancia, es más importante que tenga fotos nítidas y enfocadas que una profundidad de campo más larga, especialmente en fotos ocupadas como la anterior. sobre.

6.Haz uso de una luz única

Linternas, llamas abiertas, letreros de neón, luces de cuerda: un regalo habitual de los viajes al extranjero es la increíble variedad de luces que se encuentran al deambular por las ciudades y calles. Hay algo hermoso en capturar sujetos iluminados por estas fuentes improvisadas, algo extraño, misterioso y dinámico.

Atrás quedaron las farolas estadounidenses uniformes, con su luz amarilla protectora, reemplazadas por haces específicos y dirigidos que pueden agregar un elemento verdaderamente único a sus fotos. Encontrar una fuente de luz que funcione es a menudo mi primer paso para crear tomas, y rara vez hay escasez de ellas cuando viajo. Si combina este consejo con el de notar patrones, puede cronometrar su ubicación para capturar fotos usando tanto el brillo natural de la Hora Dorada, mientras sigue obteniendo estas fuentes de luz dinámicas cuando se encienden.

Las dos fotos de arriba son excelentes ejemplos que usan una iluminación muy diferente: en la primera, el cálido resplandor de las luces estáticas de un café me permitió cerrar un poco la apertura para obtener una mayor profundidad de campo, ya que "congelar" la acción no era tanto de un problema. Dejo que las pocas luces de la toma iluminen solo lo que pensé que era importante, dejando que el fondo se desvaneciera en la oscuridad para proporcionar una viñeta natural a la imagen. En el segundo, los faros en movimiento requerían que usara un obturador rápido para congelar al padre y a la hija en movimiento, así que abrí mi apertura para dejar entrar más luz y compensar.

7. En caso de duda, busque la acción nocturna

Puede que no siempre sea obvio dónde debería dedicar el tiempo a filmar en una ciudad. Mercados, calles peatonales concurridas, muelles fluviales, callejones secundarios: todos pueden albergar los temas que está buscando, pero el momento a menudo no está ahí. Cuando quiero disparar y aún no he elegido mi lugar, me dirijo a mi lugar de pan y mantequilla: el distrito de bares / clubes.

Claro, puede ser divertido atrapar a personas borrachas en todo su esplendor, pero esta escena generalmente brinda la mejor interacción entre proveedor y cliente, sin importar la ciudad. En estas situaciones, me gusta aumentar mi ISO para permitir que mi velocidad de obturación sea rápida, lo que puede resaltar más detalles en las fotos nocturnas sin comprometer la nitidez. Verá todo tipo de personas, en todos los estados de embriaguez; y aunque no soy partidario de ser un paparazzi borracho, estoy dispuesto a apostar a que encontrarás suficientes temas para pasar la noche. Además, si te aburres de sostener una cámara o te cansas de navegar entre la multitud, una cerveza fría suele estar a unos pasos de distancia.


Una pregunta principal en fotografía es, "¿Qué es la composición"? La composición fotográfica gobierna la manera en que nuestros ojos viajan a través de una imagen. Define cómo los objetos dentro de una imagen se colocan entre sí de tal manera que genera emoción visual. Usado correctamente, transforma lo ordinario en extraordinario.

Con el tiempo, se han desarrollado varias reglas o normas que determinan la mejor relación entre estos elementos. La composición es la hoja de ruta establecida que guía nuestra mirada a través de los detalles de una fotografía y da una importancia primordial al sujeto en relación con los elementos de apoyo. Desde el primer grabado heliográfico en 1825, se ha documentado un sistema de temas visuales. Estos patrones de los maestros se han convertido en un sistema de reglas o pautas.

El término "regla inquebrantable" es, en el mejor de los casos, un oxímoron. Si las reglas están hechas para romperse, ¿por qué las tenemos? Sin embargo, mi cita favorita sobre ellos es la siguiente: "Las reglas son para la obediencia de los necios y la guía de los sabios". En fotografía, nuestras reglas son importantes, pero al mismo tiempo no lo son. Una gran imagen supera todas las reglas, pero a veces una regla que se rompe destruye por completo una foto.

En fotografía, tenemos dos niveles de reglas bastante distintos. Algunos son guías. Otros son sugerencias. Algunos son importantes. Otros son menores. El problema es que realmente no sabemos cuáles son cuáles. Solo el resultado final, la foto, determina si la regla era importante. Sin embargo, el enfoque del aficionado difiere del del fotógrafo experimentado. El novato debe estudiar a los maestros, revisar las reglas y ver cuándo su rechazo hace la imagen.

Reglas que quizás no se rompan

La primera categoría consiste en reglas que quizás nunca deberían romperse, o en el mejor de los casos, con moderación. Estas son reglas que se relacionan con infracciones que de alguna manera saltan de una foto y gritan "instantánea".

1. Balance de blancos, nitidez de la imagen y exposición adecuada. ¡Estos son críticos!

2. Línea recta del horizonte: Treinta grados torcidos pueden estar bien, pero tres grados de diferencia siempre son malos.

3. Separe el tema del fondo: Esto se hace utilizando la profundidad de campo o la densidad de exposición.

4. Patrulla fronteriza: Cuando termine el posprocesamiento, inspeccione alrededor del borde de su foto. ¿Hay distracciones ahí? Contenido Consciente de ellos.

5. Post-procesamiento demasiado fuerte: No es necesario que toda la foto tenga cambios importantes. Use una máscara de capa y pinte en las áreas no afectadas del original. Esto es especialmente cierto para las caras.

6. Manos y pies Ya sea animal o humano, si muestra las rodillas o los codos, será mejor que muestre los pies y las manos.

7. Viaja a la foto: Si el sujeto está corriendo, navegando o viajando, simplemente asegúrese de que esté en la dirección hacia el centro de la imagen. Una foto en la que el sujeto deja la imagen simplemente dice que el área detrás del sujeto en movimiento no es tan importante.

8. Color selectivo: Como dice Scott Kelby, "Nada dice 1980 como el color selectivo". El punto aquí es que el hecho de que Photoshop le permita a uno usar colores selectivos no significa que sea una buena idea hacerlo. Simplemente está fechado.

9. Cuadre las cosas: Cuando la geometría de los edificios sea clave para su foto, asegúrese de que las líneas paralelas permanezcan paralelas. Al igual que con las líneas del horizonte, un poco de distancia suele ser mala, pero muy lejos es aceptable.

Técnicas o pautas para considerar siempre

Esta segunda lista consiste más en una serie de técnicas establecidas que en reglas. Se trata de guías y enfoques agradables a la vista. No son imprescindibles, pero comprender su poder e influencia es esencial para cualquier fotógrafo.

10. Regla de los tercios: Esto le da a la foto un lugar para respirar, pero algunas fotos claman por estar centradas.

11. Línea del horizonte: Mantenga la línea del horizonte de su foto alejada del centro de la imagen. Colóquelo en la primera o segunda pauta de la Regla de los tercios.

12. Regla de probabilidades: Tres objetos en una foto son útiles para evitar que el espectador divida la imagen en mitades.

13. Punto de vista: Normalmente, el punto de vista se dirige directamente al sujeto. Alterarlo obliga al cerebro del espectador a enfocarse activamente, lo que crea un interés adicional en la foto.

14. Líneas principales: Haga que sus líneas principales lleven al espectador al tema en lugar de alejarse del punto de interés.

15. Simetría: Proporcionar simetría de una manera extraña en realidad engaña al espectador para que vea dos imágenes relacionadas, lo que aumenta la fuerza de la foto.

16. Rellena el encuadre: Todas las áreas de la imagen deben complementar o realzar el sujeto.

17. Elementos de equilibrio: Con fotos que involucran un sujeto descentrado, coloque algo en la sección vacía de la foto para mejorar o equilibrar la foto.

18. De izquierda a derecha: Esta es una de esas sutiles sugerencias de que, como leemos en Occidente de izquierda a derecha, la acción en nuestras fotos también debería ir de izquierda a derecha.

19. Patrones: En fotos donde el sujeto es básicamente geométrico, asegúrese de que las líneas y los ángulos se complementen nuevamente.

20. Niños: La regla aquí es simple. ¡Golpea una rodilla! El nivel de los ojos de un adulto es diferente al de un niño. Disparar a los niños suele ser malo a menos que sea exagerado.

21. Fondos: Esté siempre al tanto de sus antecedentes. Los colores extraños, los objetos fuera de lugar y la luz mal dirigida pueden distraer el enfoque del sujeto. El propósito del fondo es complementar y llamar la atención únicamente sobre el tema.

22. Encuadre: Ya sea con una escena o un retrato, a veces un encuadre cuidadoso puede llevar los ojos del espectador directamente al foco de la foto.

23. Profundidad o planitud de la imagen: El problema es cuando no se obtiene ninguno.

24. Centrar el ojo dominante: Si el ojo dominante está centrado en la imagen, da el efecto de que el sujeto sigue al espectador por la habitación.

25. Cultivo: Muchas fotos, como las que involucran deportes, requieren un recorte ajustado. Las emociones y las acciones son las claves de estas fotos, así que recorta bien.

26. Control de colores: Tenga en cuenta los colores al disparar. Coordina los colores de la imagen. Aprenda qué colores funcionan juntos y cuáles no. En la rueda de colores, los colores opuestos son complementarios y funcionan bien juntos.

27. Geometría: El uso creativo de formas geométricas en una foto ayuda a crear una tensión dinámica entre el sujeto y el fondo. Sin embargo, ¡no se exceda!

28. Yuxtaposición: Esto es cuando el fotógrafo usa dos elementos juntos dentro de una imagen para ilustrar el contraste o similitudes.

29. La búsqueda de la emoción: La emoción es lo que separa la sonrisa de la condición humana. Siempre debe ser el objetivo final.

30. Sencillez: Muchas veces el fotógrafo puede pensar demasiado en el proceso y el resultado se vuelve confuso. A veces, lo mejor es "simplemente simple".

31. Divirtiéndose: Busque esos aspectos únicos de la cultura que sirven para hacer reír a la gente.

32. Mundo sin color: Ver su entorno en blanco y negro con la ausencia de color permite que la belleza interior salga a la luz. A veces, el color puede ocultar la verdadera naturaleza de una imagen. B&W facilita el regreso a los primeros días de la fotografía.

33. Líneas diagonales: Ayudan a crear interés ya que proporcionan avenidas para que el ojo viaje a través de la imagen. También agregan una sensación de acción que hace que la imagen sea más dramática.

34. Espacio negativo: Hay una gran porción de área vacía alrededor del tema principal que ayuda a resaltar el importante espacio positivo. Juntos, los espacios negativos y positivos definen la imagen.

35. Sol detrás de ti: En los primeros días de la fotografía cinematográfica, cuando todo lo que se tenía era una cámara con un medidor fijo y una película lenta, esta era quizás la regla de oro. Sin embargo, ahora lo contrario probablemente sea cierto. Hoy en día, para retratos o tomas escénicas, el fotógrafo generalmente quiere sombra abierta o el sol en ángulo. Con un uso cuidadoso del posprocesamiento, uno no debe tener miedo de tener el sol detrás de usted. Las luces se pueden controlar y las sombras se abren.

Algunos sujetos es mejor dejarlos sin fotografiar

Hay algunos sujetos que todos filmamos que, con el tiempo, es mejor dejarlos en paz. Esto es algo de lo que habla Scott Kelby en relación con las vías del tren, los perros y la gente de la calle. La razón de los dos primeros es quizás simplemente porque se les dispara con tanta frecuencia. Sin embargo, mientras critica a la gente por su suerte, la pregunta está más relacionada con una sensación de intrusión y respeto. También son la fruta madura de la fotografía callejera.

Cuando los fotógrafos toman una foto de alguien que vive en la calle, están adquiriendo algo de valor para ellos mismos, pero sin dejar nada al pobre sujeto. Personalmente, esto es algo que hago a veces solo después de interactuar con las personas y darles algo a cambio, como una comida. Obtenemos una foto y el sujeto recibe comida.

Se puede agregar un artículo moderno a la lista de no disparar. ¡Esto se relaciona con las personas que usan teléfonos! Definitivamente, estas imágenes se están convirtiendo en algo común. Todo fotógrafo callejero los tiene. También se pueden agregar a los elementos que son la fruta madura de la fotografía callejera. Disparar a alguien en un teléfono en cualquier lugar es más que fácil. Todos los filmamos, pero tenemos que darnos cuenta de que se están volviendo visualmente rutinarios.

Scott también habla de no dispararle a perros o gatos a menos que sean obviamente parte de una tarea. Sin embargo, a veces la imagen de un canino o felino se convierte en un retrato.

Resumen

Ya sea que consideremos lo anterior como una colección de reglas o técnicas, es importante que todos los fotógrafos las consideren en el proceso creativo. A veces es solo cuestión de dar unos pasos hacia la izquierda o hacia la derecha. Sin embargo, esos pocos pasos pueden ser la clave para una fotografía dinámica.

Por último, la regla primordial para cualquier fotógrafo es estudiar las obras de otros. Ya sea Ansel Adams, Dorothea Lange o los compañeros fotógrafos de su club, es importante ver cómo otros abordan el proceso creativo. La mejor escuela de fotografía es una extensa colección de fotolibros. El objetivo es establecer tu propia visión fotográfica, y esto solo se puede obtener estudiando las visiones de los demás.

Sobre el Autor: Charles Levie es un fotógrafo y educador de matemáticas que vive en West Friendship, Maryland. Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen únicamente al autor. Puede encontrar más del trabajo de Levie en su sitio web, Facebook, Flickr e Instagram. Este artículo también se publicó aquí.


Bienvenido a Samy's Photo School, uno de los programas fotográficos más importantes de la costa oeste. Samy's Photo School ha prestado servicios a miles de estudiantes con cientos de clases de fotografía para todos los niveles de experiencia.

Nuestro plan de estudios incluye clases específicas de cámara y una amplia variedad de talleres y eventos especializados. Los temas ofrecidos incluyen Fundamentos de Fotografía, Retrato Básico y Avanzado, Paisaje, Arquitectura, Video DSLR, Adobe Lightroom, Adobe Photoshop, Capture One, Blanco y Negro Digital, Fotografía Callejera, Viajes de Bellas Artes, Iluminación de Estudio y Ubicación. Nuestras clases se ofrecen en nuestras tiendas en Los Ángeles, Santa Ana, Pasadena, Culver City, Santa Bárbara y San Francisco.

Samy's Photo School también ofrece talleres de viajes únicos que van desde viajes locales de fin de semana hasta aventuras internacionales de una semana. Explore su patio trasero escondido durante un fin de semana en Borrego Springs o aventúrese a Cuba durante una semana. La decisión es tuya.

Para encontrar una clase en una ubicación cercana a usted, visite nuestra página de Cursos, donde podrá filtrar a través de diferentes tipos de cursos. No todas las clases se ofrecen en todas las tiendas, así que asegúrese de consultar otras ubicaciones si no puede encontrar una clase en su tienda que le interese tomar.

Escuela de fotografía de Samy

Bienvenido a Samy's Photo School, uno de los programas fotográficos más importantes de la costa oeste. Samy's Photo School ha prestado servicios a miles de estudiantes con cientos de clases de fotografía para todos los niveles de experiencia.

Síganos
Inscribirse

Únase a nuestra lista de boletines electrónicos, llena de noticias sobre nuevos productos, próximas clases y anuncios de eventos.


La película Leica revela los fundamentos de la fotografía callejera en 8 minutos

Cuando encontré por primera vez un artículo sobre la cámara digital de Leica sin pantalla de visualización, primero pensé que era una publicación de los inocentes. No, la publicación se publicó el 30 de abril, no el 31 de marzo. En 2016, Leica lanzó una cámara sin ningún tipo de pantalla, la Leica M-D. Incluso mi Canon 5D tenía una pantalla, al igual que las generaciones de PowerShot 30 y 45.

Hay una especie de brillantez en ello. Recuerdo la emoción de disparar con mis cámaras Pentax K1000 o Zenit y no saber qué me esperaba al otro lado. Nunca fui un creador de imágenes profesional a tiempo completo en la época del cine, pero hice muchas imágenes hermosas (aunque algunas tomas les cayeron en la cara). Los fotógrafos tenían que ser realmente buenos para trabajar profesionalmente, ya que podría haber cientos de personas que dependieran de tus imágenes.

Para un gran evento, una marca inteligente contrataría a dos o tres fotógrafos. Es decir. el tipo de respaldo, detrás de escena, disparaba algunos duplicados de lo que estaba filmando la cámara principal, por si acaso. A veces usamos esas fotos detrás de escena para las tomas impresas principales en una campaña publicitaria.

Lo importante aquí es que Leica hizo una película de tres fotógrafos callejeros que trabajaban con Leica M-D. Los tres sujetos se reunieron en Oporto y pasaron lo que parece una semana filmando juntos. El resultado es Explorando Oporto con el Leica M-D.

Explorando Oporto con el Leica M-D

El más interesante de los tres fotógrafos callejeros es el más antiguo, Rui Palha, de Portugal. Cuando toma retratos en la ciudad, regresa con hermosas impresiones en blanco y negro y se las regala a sus sujetos.

Los hace sentir importantes y son importantes.

El neoyorquino Daniel Arnold es incluso más verbal que visual. Su comentario continuo sobre sus imágenes robadas (ya que evita hablar con la gente o incluso dejarles saber que tiene una cámara) es fluido y filosófico. Afirma su propia existencia a través de la fotografía:

La emoción no es una foto salvaje ... cuando funciona, se siente como si tuvieras superpoderes para extraer esta cosa inesperada y loca de todo el lío del mundo ... Nuestra existencia, por más completa que se vuelva, es solitaria, breve y sin sentido. Al poder presentar tu experiencia como algo concreto, es como si esta fuera mi historia tal como la vi. Sé testigo de mí, valida mi existencia. Déjame ser más que esta mota de polvo en el aire.

Como fotógrafo, Arnold filma principalmente películas reales. Como era de esperar, su técnica no tuvo éxito en su primera vez con una cámara digital.

La primera historia, el milenario perdido, Nicholas La, que está luchando por pasar de la fotografía de estilo de vida y conciertos a la fotografía de viajes, tiene menos profundidad pero es igualmente genuina. En palabras de La: "Si estás tomando fotografías para impresionar a la gente, has perdido de vista la fotografía".

Muchos fotógrafos más jóvenes se identificarán con la lucha de La por la dirección. El hambre de La por abandonar la tecnología es algo que la mayoría de los fotógrafos modernos comprenden.

Estaba filmando todo tipo de cámaras. Fue más o menos, apuntar, disparar, disparar, estallar, lo que sea. Se volvió muy, muy aburrido. Mi interés por la fotografía comenzó a morir hasta que me cambié a Leica, porque todo con Leica se sentía genuino.

Lo bueno de Leica y algunas otras cámaras en el mercado es que hay menos funciones. Fujifilm se ha esforzado mucho en poner todos los controles en el exterior de la cámara para que, una vez que haya configurado sus preferencias de disparo, casi nunca tenga que volver a mirar un menú. Olympus ha jugado con lo retro, todos los controles exteriores también. Con mi Sony NEX-5T, es muy similar. Hay una perilla en la cámara para la velocidad del obturador y una rueda en la parte posterior para la apertura (que también puedo usar para ISO). Como solo disparo en RAW, ni siquiera miro el balance de blancos. Muchos fotógrafos maldicen los menús de Sony, pero yo necesito el mío, por lo que rara vez me molestan en absoluto.

Por lo tanto, no es necesario un Leica para llegar a este estado zen. Muchas de las ofertas de Leica, incluidas Leica M-D o SL son Sin duda, una vía rápida hacia el zen fotográfico si puede permitírselo. Estoy muy agradecido de que Leica exista para recordar a otros fabricantes de cámaras que al final del día, son solo cajas de luz y lentes. Las lentes son mucho más importantes.

Arnold resume bien el minimalismo técnico de Leica:

La sencillez de una gran cámara le hace al fotógrafo el gran favor de dejar que no piense en ello.

En lo que respecta al Leica M-D, La afirma lo obvio:

Es una emoción visceral. Al igual que con las películas, no sabes lo que tienes hasta más tarde.

Curiosamente, la cámara enfureció a muchos fotógrafos aficionados. Los últimos minutos de la película son realmente aburridos. Qué agradable encontrarme en Oporto y hablar de fotografía con fotógrafos que son tan diferentes. Sería mejor si la película terminara exactamente a los 8 minutos.

A pesar del final débil Explorando Oporto con el Leica M-D es un viaje notablemente conciso hacia la visión de tres fotógrafos. Para cualquiera que alguna vez haya fotografiado la calle o cualquiera que alguna vez se haya preguntado qué impulsa a un fotógrafo a hacer lo que hace, es una inyección directa de conocimiento e inspiración.

Información técnica sobre la película

Técnicamente, la película parece filmada con una cámara fotográfica (a diferencia de una cámara de video). El camarógrafo aprovechó la fuerza del medio con maravillosas tomas de mano y ángulos extraños, pero muy poco movimiento o panorámicas. Si mantiene la cámara quieta, el obturador rodante y la fluctuación digital no son un problema y no es necesario utilizar IBIS. Me equivoco. Era una Alexa Mini con lentes Leica Cine. Alexa Mini permite la captura de video en RAW (2880 x 2160) a hasta 200 fps con 14 paradas de rango dinámico. Leica no tiene una cámara de imágenes en movimiento como esta en su catálogo y les felicitamos por elegir la tecnología adecuada para capturar la historia. El video coincidía muy bien con las imágenes fotográficas de alta calidad tomadas por el Leica M-D.

Aunque la Alexa Mini es más pequeña que una cámara de película tradicional de Alexa, todavía pesa 2,3 kg sin lente. No es algo que le gustaría llevarse en sus próximas vacaciones, incluso si tuviera $ 36K adicionales (sin la lente).


Consejos de fotografía de viajes

Cada lugar que visitamos tiene su propia apariencia, carácter y ambiente. Si queremos que las fotografías de nuestros viajes sean buenas y duraderas, deben capturar todas estas cualidades y decir tanto sobre un lugar como darle un aspecto literal.

Es poco probable que recordemos por mucho tiempo el olor y el zumbido de un jardín de flores en primavera, el asombro de contemplar por primera vez la montaña que pretendemos escalar, la caricia de una brisa tropical, la emoción de una enorme montaña rusa, la maravilla de nuestro primer oso salvaje, o la adrenalina del rafting en aguas bravas. Nuestras fotografías necesitan traer de vuelta estas y otras sensaciones, activar nuestros recuerdos y comunicar cómo nos sentimos a los demás. Para ello, necesitamos pensar y sentir tanto como mirar cuando nos disponemos a hacer fotografías.

En primer lugar, piense en lo que le hizo decidir, entre todos los lugares del mundo, elegir este destino en particular. Sea lo que sea, la playa, las atracciones, la montaña, las galerías, la comida, obviamente le atrae. Si no fuera así, no irías allí. Ese sitio o actividad (o inactividad) es una de las cosas que desea fotografiar. Pero probablemente hay muchos otros aspectos interesantes del lugar que quizás no conozcas. Ahí es donde entra la investigación.

Los fotógrafos de National Geographic pasan mucho tiempo investigando. Esto nos ayuda a descubrir qué hay allí, de qué se trata el lugar y qué temas debemos cubrir. Lea folletos y libros de viajes. Vaya a bibliotecas, librerías o visite la Web. Habla con amigos que hayan estado allí. Recoja la información de viaje en la embajada del país. Encuentra todo lo que puedas que sea relevante y devoréalo.

Comprender las costumbres y tradiciones de un lugar es vital. Por un lado, debes asegurarte de actuar de una manera que no sea grosera u ofensiva mientras estás allí, y es difícil saber qué es aceptable y qué no con cierto conocimiento. También puede ayudarlo a comprender las cosas que hacen las personas que, en el primer encuentro, podría considerar incomprensibles o incluso horripilantes.

Cuando llegue a su destino, sea abierto y trate de tomar nota de las primeras impresiones; escríbalas si es necesario. (Un cuaderno es un accesorio esencial para un fotógrafo de viajes). Cuando ve un lugar por primera vez desde la ventanilla del avión, o cuando conduce por una curva y ahí está, o cuando el barco se acerca a una isla distante, ¿cómo ¿sientes? ¿A dónde van tus ojos primero? ¿Qué notas sobre el lugar de inmediato? ¿Un olor? ¿El calor o el frío? ¿Sol abrasador? ¿Niebla misteriosa? ¿Un edificio o vista en particular? ¿La forma en que se mueve la gente? ¿Su vestido? Sea lo que sea, recuérdalo. Las primeras impresiones son chispas invaluables para la interpretación creativa y, por definición, no son repetibles. Has visto el lugar en imágenes, has leído sobre él. Ahora estás ahí y todos tus sentidos pueden participar.

Sal ahí fuera. La única forma de descubrir el ritmo de la vida en un lugar, y así descubrir qué fotografiar, es experimentarlo. Many places, particularly hot ones, are active very early in the morning and late in the afternoon but rather in a lull around midday. Get up early, stay out late. If you are on a tour that is scheduled to leave the hotel or ship at 9:00, get up well before dawn. Wander around before meeting up with your companions. If the tour goes back to the hotel or ship for lunch, don't go with them. Rather than take the bus back at the end of an afternoon tour, hang around until after sunset and then take a taxi. Use any spare time to get out and look for photographs. Besides availing yourself of more opportunities, time spent discovering the place will enrich your experience.

Get lost. Wander down alleys. Sit in cafés and watch life pass by. Don't eat where the tourists do, but where you see locals. Just set off down a street and see where it leads. Look around the bends, over the rises. Get away from the crowd. I find that if I meander away from the tourists and tourist sites, away from what is too familiar and comfortable, it's much easier to adapt to the rhythm of a place, and to be more observant.

Always have your camera with you and always keep your eyes open. Serendipity plays an enormously important role in travel photography. You never know what you are going to run into, and you have to be ready. Many times you will see what could be a good photograph but decide that the light is not right, or there are no people around, or too many—something that means you will have to come back later. But sometimes you get lucky. You happen to stumble upon a scene at just the right moment. If you forgot your camera, are out of film, or your digital card is full, if you have to fumble around getting the right lens on, the moment may be gone before you can recover. This is true whether you are doing street photography or visiting a natural or man-made site. Mountains, trees, monuments, and other static subjects are, of course, not going to go anywhere, but the ray of sunshine, the soaring eagle, or the embracing couple that add the needed element to your photograph are unlikely to hang around. Think of it as hunting—whenever you leave the confines of your camp, you should be ready and able to capture whatever pops up.

Make time for photography. Like doing anything well, making good photographs requires a commitment of time and energy. One problem with much of modern travel is that the days are chockablock full of scheduled tours, events, and meals. Our trips are usually of limited time, and we naturally want to see as many sites as possible. The itineraries rarely leave room for serious photography. You have to make time. It may help to make photography a scheduled part of every day, so you know you have the time and won't be tempted to get lazy and say, "I'll do it tomorrow." It might rain tomorrow. Don't procrastinate.

When traveling, you're likely to encounter all sorts of situations and subjects. This requires being a bit of a jack-of-all-trades—you need to be able to photograph portraits, landscapes, and everything in between.

Above all, work the situations over. Never be satisfied with your first view of a place or the first frame you snap. It's always possible—and usually likely—that you can come up with something better. Why else would painters make sketches? Get closer, then get closer still. Try different angles, different lenses. Wait for the light, wait for the crowd, wait for a bird to land on the tree branch. Never be in a hurry to get somewhere else. Tell yourself that nothing is more important than getting the best you can get out of the situation you are in. Once you've exhausted every possibility you can think of, you can start working on the next one.

Landscapes come in all forms—mountains, forests, plains, deserts, swamps, lakes, rivers, seacoasts. Each has its own characteristics, and individual sites within each category have their own too. The Grand Tetons do not look like the Andes—the Nile River is different from the Mississippi.

Whatever kind of landscape you are shooting, think about what the essential qualities are—and not just the visual ones, think about how the place makes you feel, what kind of emotions it stirs in you. Then look for ways to get those qualities and feelings onto film. Is it a rocky, violently wave-washed coast or a bright and sandy one? If it's the former, you want to show waves crashing against the shore, probably in stormy weather. Blue sky and sunlight are more appropriate for the latter unless you want to show the desolation of a resort beach in winter.

Like landscapes, each city and town has its own look and feel—a distinctive setting, architecture, or skyline, a famous local site, a particular kind of food or dress. There's always at least one thing that is unique. When covering a town or city, even a small village, you need to do three basic things at a minimum: capture a sense of place, which is usually a wide shot that shows the setting, skyline, or other view that gives a feeling for the whole, landmarks that the place is famous for, the life of its inhabitants. For the cityscapes and wide shots, as well as for the landmarks, it's a good idea to check out the postcard racks in your hotel lobby or at kiosks. They will quickly give you an idea of where the best views are and what is considered well-known enough to warrant a postcard.

Monuments and Other Buildings

When you are photographing buildings, statues, or other monuments, think about what they represent before you shoot. For example: There's a large statue of Vulcan outside Birmingham, Alabama. You could make a perfectly nice image of him standing on his hill on a sunny day, but such a picture would not say a lot about who Vulcan is. A photograph on a stormy evening, with perhaps lightning in the background, would. Cannons on a historic battlefield might look better in fog than in bright sunlight. Get the idea of the subject, then think of the weather, light, angle, etc. that best communicates it.

Photographing Family Members and Friends

We often travel with people we know—taking a family vacation, for example, or bicycling around Tuscany with a group of friends. We quite naturally want to come home with pictures of them as souvenirs of the trip. Be sure to get these, but don't forget that you can also use members of your family and your friends to make your other photographs more effective.

When you are making pictures of your friends, try to strike a balance between a picture of them and a picture of the place. A friend of mine once made a close-up portrait of me in China. It wasn't a great portrait, but more important, it could have been made in my backyard—there was nothing of the place in the frame. Of course, you may want to shoot portraits, or to capture someone's expression at a particular moment, but often you are making the picture as a way of documenting your shared experience. You want to show enough of your friend to be able to recognize him—that vertical speck in the distance could be anybody. But you don't want to be so close that there's no context. If your friend is the primary subject, he has to be strong enough to draw attention and be recognizable but still keep some sense of where he is.

It's best to ask permission if you want to photograph someone, especially if you are working in close. Engage them before you pull out your camera. Learn at least how to say "hello" and "May I make a photograph" in the local language—just showing that you've made a little effort helps. Explain to them what you want to do and what it is about them that made you want to make a picture. If approached in an open and friendly manner, most people will be agreeable—many are flattered that someone has shown an interest in them and what they do. In places where there's a lot of tourism, you may run into people who are tired of being photographed—many tourists are not courteous enough to ask permission, and local people can come to feel abused and exploited. The only way to overcome this is to spend time with the people or to go to parts of the place less frequented by tourists.

In many tourist destinations, people may ask for money if you want to photograph them. Many of these places are desperately poor, and people have few ways of getting hold of cash. The money they ask for is usually not very much to us, but may represent quite a lot to them. How you deal with these situations is up to you, but remember that every time you buy a postcard, you are happy to spend the money for a picture somebody else took. Why not spend a little on your own?

You cannot always ask permission, of course. If you are shooting a street scene or a wide shot of a market, you can't run up to everyone and ask if it's OK. In general, people do not mind this sort of photography—it's only when they're singled out that they get uncomfortable. But not always. Be sensitive to the scene in your viewfinder. If people are getting nervous, ask permission or move on.

Make use of people to give your images life and scale. If the facade of a particular building appeals to you, the picture may be that much better if you show people walking in front of it. They will give it scale and also let viewers know what sorts of people live there, how they dress, and the like. An outdoor café may be more interesting crowded with people than empty.


Ver el vídeo: Webinar. Fotografía callejera por René Castillejos


Comentarios:

  1. Mogar

    Creo que te has confundido.

  2. Vasudev

    Creo que estas equivocado. Escríbeme en PM, hablamos.

  3. Akin

    ¡Exactamente! Pienso que es un pensamiento bueno. Y ella tiene derecho a la vida.

  4. Vunos

    Lo sabré, muchas gracias por la información.

  5. Shaine

    Algo no funciona así



Escribe un mensaje


Artículo Anterior

Este delfín murió trágicamente a causa de las selfies. Así es cómo

Artículo Siguiente

16 momentos increíbles que tuve en Marruecos