10 mandamientos para vivir en California



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

1. Entenderás que el costo de vida es alto.

Y es por una razón. El alquiler aumenta constantemente y la población aumenta significativamente cada día. Más gente equivale a más demanda. Será mejor que tenga un poco de cambio listo para caer o sus sueños de California fracasarán.

2. Amarás el aire libre.

Fiestas en casa, piscinas, playas y brunch. Todo sucede al aire libre. Además de ser el sueño de un amante de la naturaleza, tenemos el mejor clima del país durante todo el año y nos divertimos muchísimo tomando el sol.

3. No te quejarás del tráfico.

Es lo que es. Aprenda a aprovechar al máximo su tiempo en el tráfico. O lo chupas o saltas en un tren de lástima a la costa este y mueres de frío.

4. Amarás los aguacates.

Entre vallas publicitarias en abundancia y burritos deliciosos con prácticamente un aguacate entero aplastado en el interior, te espera un viaje delicioso. California se enorgullece del delicioso producto y es posible que tenga aguacates encima de sus panqueques en el desayuno; expande tu mente.

5. Beberás cervezas artesanales locales.

¿Notas frutales prácticamente sin amargor? Sí, lo tenemos. O si te gusta el lúpulo y con cuerpo, te espera una fiesta de cerveza artesanal increíble. Suponiendo que la sequía no siga afectando a los distribuidores, California es un reino de amantes de la cerveza artesanal.

6. Te cuidarás bien.

Estarás luciendo ese bikini con un martini en la mano como si estuvieras representando la marca del alcohol. Más aún, hágalo usted mismo. Los californianos tienen acceso a una gran cantidad de oportunidades para sudar; trátese como oro.

7. Te encantará la comida mexicana.

Bien, retiro eso. Será mejor que derroches de vez en cuando. Ningún otro lugar que no sea México iguala la amplitud de opciones que tenemos. La robusta escena culinaria mexicana, desde restaurantes de alta cocina hasta deliciosos tacos de $ 2 en las esquinas de las calles, valen la pena en tu cintura.

8. Te mantendrás firme.

Todo el mundo es descarado, supéralo. Los seres humanos de California tienden a tener actitudes descaradas, descaradas y francamente desvergonzadas que cobran vida con toda su fuerza. No lo tome como algo personal.

9. Abrazarás la diversidad.

California es una mezcla heterogénea de seres humanos hermosos, sexys, motivados, multiculturales e individuos francamente fascinantes. Puede que conozca a algunas de las personas más trabajadoras, ambiciosas y amorosas que existen, o puede que conozca a aquellas a las que no les importaría menos si viven más allá de la noche; guarda tus juicios para ti mismo.

10. No darás por sentado que vivir en California.

Lo hiciste. Vives en un estado en el que la gente hace todo lo posible por sus horribles trabajos de 9 a 5 para simplemente visitarlos durante una semana al año. El exuberante clima mediterráneo, la brisa fresca, las chicas de la playa y más; todos están eternamente en la tienda. A medida que se acumulan nuevas experiencias, no dé por sentado el hecho de que vive en The Golden State.


Tu has dicho eso Los Diez Mandamientos: Sigue siendo el mejor código moral es la culminación de 45 años de estudio y docencia. En aquel entonces, como estudiante de posgrado en la Universidad de Columbia, tuvo una experiencia que marcó el rumbo de su vida. Cuéntanoslo.

Sí, estuve en la escuela de posgrado de Columbia, la Escuela de Asuntos Internacionales, como se la conocía entonces. Yo era un pato fuera del agua. Hubo disturbios contra la guerra en Vietnam y hubo un radicalismo que invadió el campus. Para empeorar las cosas, los profesores decían cosas que yo sabía que eran demostrablemente falsas, e incluso simplemente tontas. Por ejemplo, se nos dijo, simplemente se asumió que íbamos a creer, que no había diferencias entre hombres y mujeres, que todas las diferencias aparentes eran inducidas culturalmente. Solo sabía que eso era una tontería, lo que por supuesto resulta ser. Sus cerebros son incluso diferentes, y así sucesivamente.

Otro era que Estados Unidos era una potencia imperialista, entre sus otros grandes pecados, y que era igualmente responsable con Stalin, uno de los mayores asesinos en masa de la historia, el segundo más grande del siglo XX. (Dice Mao, Stalin y Hitler). Que Stalin y Estados Unidos fueron igualmente responsables de la Guerra Fría. Pensé, "¿cómo es eso posible?" ¿Cómo podrían un país libre y una tiranía genocida ser igualmente responsables de las tensiones entre ellos? ¿Estados Unidos tuvo una guerra fría con Gran Bretaña, con Francia? Por supuesto que no, los países libres no tienen guerras, sean frías o calientes.

Me dijeron tantas tonterías. Entonces, un día, estaba caminando por el campus. Lo recuerdo con bastante claridad. Estaba mirando hacia arriba, creo que hay unos bustos, estatuas de los grandes pensadores. Los estaba mirando, y un versículo de la Biblia que había crecido recitando en hebreo desde el jardín de infantes, fui a una ieshivá hasta los 19 años; eso es estudios judíos la mitad del día y estudios seculares, por supuesto en inglés, el otro medio. Entonces tuve una inmersión real en los textos. Pero en este nunca me había molestado en pensar. Era solo algo que recitabas de memoria y no significaba nada, ciertamente no para un niño de jardín de infantes o de primer grado. Pero recordé, y era el versículo, "La sabiduría comienza con el temor de Dios". Y luego me di cuenta, eso es todo, eso es todo. No hay sabiduría en Columbia porque no hay Dios. Sin Dios, sin sabiduría, Eso fue un cambio de vida.

¿Supongo que la experiencia jugó un papel importante al escribir este libro?

Por supuesto, todo el tema de Dios comenzó a preocuparme. Salí con un libro, una introducción al judaísmo a la edad de 25 años. Se titula los Nueve preguntas que la gente hace asobre el judaísmo. Se convirtió en la introducción más vendida al judaísmo en inglés. Y la primera pregunta fue: "¿Tienes que creer en Dios para ser un buen judío?" Estas nueve eran preguntas reales. Estas no eran preguntas falsas, solo para aclarar puntos. Allí escribí que esta es la pregunta más importante de la vida. Me di cuenta desde muy joven de que Dios es el tema más importante.

Si no hay Dios, entonces faltan al menos dos cosas. Una es que la vida no tiene un significado fundamental. La vida no tiene sentido. Somos solo coincidencias de materia material. Y la otra es que no hay moralidad absoluta, no hay verdad moral. "Bueno" y "malo" son términos subjetivos para "me gusta" y "no me gusta". Me gusta el helado, a ti te gusta el pastel. Me gusta tratar bien a la gente y a ti te gusta hacer trampa.

Pero he estado preocupado por otra cosa, y eso es la bondad, el bien y el mal en realidad, y lo que hacen los Diez Mandamientos es decirnos lo más importante en la vida: vincula a Dios con la bondad. Lo bueno es lo que Dios quiere de ti, hombre, y esta es la receta para un mundo bueno. Te saqué de Egipto, pero no puedes hacer nada por mí. No puedes traerme un regalo en el altar. No quiero nada, quiero que seas bueno ". Éstos son los orígenes de los Diez Mandamientos.

Comencemos con el primer mandamiento. Empiece este capítulo haciendo una pregunta retórica: "¿Cuál es el primero de los Diez Mandamientos?" Luego escribe: "Puede parecer una pregunta extraña, pero no lo es. Los judíos y los cristianos dan respuestas diferentes ". ¿Podría hablarnos de esa diferencia?

Seguro, la enumeración no es la misma. El texto es el mismo y eso es todo lo que importa. Por eso el libro es para todos, incluidos los irreligiosos y los ateos de mente abierta. Pero la enumeración, la que existió desde el principio. Los judíos son anteriores a Cristo por 1.200 años, y durante todo ese tiempo hasta el día de hoy los judíos enumeran los Diez Mandamientos con el Mandamiento Uno: "Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa en servidumbre". Ahora bien, es obvio que uno diría que eso no es un mandamiento, es una declaración. Por eso, en hebreo, no se llama Diez Mandamientos, se llama Diez Declaraciones. Es interesante pero no muy significativo. Solo es significativo en el libro, en la medida en que empiezo con eso como Mandamiento Uno.

En este capítulo explicas que la primera declaración es "Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre". No tenía idea del significado de esa declaración hasta que leí su libro. ¿Podría hablarnos de algunas de las cosas que se enseñan en esa declaración?

Dios, en efecto, está diciendo: “Te saqué de la esclavitud para ser libre, y así es como serás libre. No se puede tener una sociedad libre si las personas que la integran no observan estos mandamientos. Entonces, si quieres mantener tu libertad y no volver a la esclavitud, esta es la manera de hacerlo ".

Esta es la receta no solo para un mundo moral, sino para una sociedad libre. Obviamente, cuanto más robos, asesinatos y mentiras, menos libertad tiene la gente. La gente generalmente no piensa en la conexión entre "Te saqué de la casa de servidumbre" y el resto de los Diez Mandamientos. Pero es muy relevante: "Te saqué de la esclavitud para ser libre, aquí te explicamos cómo ser libre".

Además, existe otra forma de esclavitud. Los judíos estaban esclavizados por un amo externo: el faraón. Si no guardan los Diez Mandamientos, serán esclavos de los maestros internos: sus propias debilidades, apetitos, etc.

He observado que las sociedades, países y culturas que tienen la menor cantidad de libertad también tienen poca consideración por los Diez Mandamientos. En comparación, las sociedades y culturas que valoran los Diez Mandamientos, la mayoría han producido sociedades con la mayor cantidad de libertad y libertad. Por supuesto, la izquierda estaría completamente en desacuerdo con eso. ¿Qué piensas de esa propuesta?

Estados Unidos es el mejor ejemplo. Hasta la década de 1960, veneraba los Diez Mandamientos. Por eso hay una escultura en la Corte Suprema y otra dentro del Congreso. Ha sido fundamental para la vida estadounidense y para los fundadores de Estados Unidos. Y tienes razón, ni siquiera estoy seguro de que la izquierda pueda negar que el país más libre del mundo se produjo aquí en los Estados Unidos. Los dos hechos, la reverencia por los Diez Mandamientos y la libertad, están inextricablemente vinculados.

Lo que más me impresionó del primer mandamiento fue su énfasis en la libertad en Libertad. El Señor está diciendo, está bien, si quieres ser libre, si quieres libertad, entonces debes vivir de acuerdo con las leyes que he revelado. Por importante que sea ese principio, esperaba que arrojara algo de luz sobre el significado de la frase: "Yo soy el Señor tu Dios".

El versículo justo antes de los Diez Mandamientos es: "Y Dios habló las siguientes palabras". No es frecuente que la Torá (los cinco libros de Moisés) use tal frase. El propósito es dejar en claro que solo Dios es la fuente de estos Diez Mandamientos. Ni Moisés, ni ningún otro hombre, ni un rey. Y dado que la fuente de estos Mandamientos no es el hombre, existe una verdad moral. Porque si el hombre da, el hombre toma. Pero si Dios da, el hombre no puede deshacerlo. El hombre puede desobedecer, pero no puede deshacer estas verdades.

Hay varias objeciones que la gente hace a su argumento de que sin Dios, la moralidad es subjetiva. Una de las objeciones que la gente hace es que no necesitamos que un Dios nos diga que asesinar está mal, o que no debemos robar, sino que es algo que sabemos instintivamente que es verdad.

Quizás la objeción más común que escuchamos es que no necesitamos un Dios o una religión para ser una buena persona. Pero estos argumentos no son más que una distracción del punto que está tratando de exponer. Estás diciendo que no podemos afirmar que la moralidad es un hecho si no reconocemos que provienen de Dios. ¿Está bien? ¿Es ese el punto que está diciendo?

Si. Sin Dios no hay moral verdades. Solo hay morales opiniones. Hay buenos ateos, hay malas personas religiosas. Todo el que tiene ojos para ver y oídos para oír lo sabe. Si un ateo tiene opiniones similares a los Diez Mandamientos, doy un suspiro de alivio. Pero eso es irrelevante para la cuestión de si hay verdad moral si no hay un Dios moral. Cuando debatí en Oxford, debatí con un profesor de filosofía ateo sobre este mismo tema. Lo primero que dijo fue: "Dennis Prager tiene razón, si no hay Dios, la ética es subjetiva".

Los New York Times publicó algunos artículos en la época en que su libro llegó a las estanterías. Uno de esos artículos abordó los problemas causados ​​en nuestra sociedad por el relativismo moral. Unos días después, un profesor de filosofía escribió un artículo titulado "Por qué a nuestros niños no se les enseñan los hechos morales". Lo que me pareció fascinante de esos dos artículos fue que ninguno de ellos trajo la religión y el papel que desempeña en el desarrollo de la moralidad. Además, no proporcionaron ningún argumento, especialmente el profesor de filosofía que lo llevaría a uno a creer que hay hechos morales.

Fue increíble, es como si un hombre o una mujer que ha sido entrenado toda su vida en medicina viera algún signo increíblemente obvio de cáncer de piel y simplemente dijera: "Esta persona tiene esta lesión en la piel" y luego describe cada síntoma de cáncer. pero ni una sola vez menciona el cáncer. El oncólogo tampoco nota que el paciente había sido salvavidas durante 15 años, de pie bajo el sol con la piel expuesta al sol todo ese tiempo. Y eso no es tan absurdo como que este profesor no mencione la ausencia de Dios y la religión. Te muestra cuán profundo es el rechazo de Dios en la academia que puedes ver todos los síntomas de la ausencia de Dios y no mencionar a Dios.

Hay tanta gente buena que sabe que el país se enfrenta a una crisis moral, pero no reconoce cuál es la solución.

La fuente y la solución son las mismas. Dios y los valores judeocristianos sobre los que se fundó el país. Cada batalla importante se reduce a Dios y la autoridad divina. Mucha gente no quiere a Dios, no quiere ser juzgada o que le digan lo que no debe hacer. Ese es el problema.

Quiero pasar al segundo mandamiento, "No tendrás dioses ajenos" delante de mí. Señala que la razón por la que es tan importante identificar a los dioses falsos es que se convierten en una barrera para producir una buena sociedad. Si pudiera desarrollar esa idea y tal vez proporcionar algunos ejemplos de los dioses falsos que ve hoy.

Hay una frase en el Talmud que no creo que haya puesto en el libro. Se encuentra en una obra del tamaño de la Enciclopedia Británica producida por judíos entre los años 200 y 600. Es la segunda obra más sagrada del judaísmo, un compendio de derecho, filosofía y teología. En él hay una declaración de que quien niega todos los dioses falsos se considera que afirma al Dios único. Son los lados opuestos de la misma moneda. No tendrás otros dioses es tan importante como tener el único Dios verdadero. Y uno lleva al otro. Dios y la bondad van de la mano. Los dioses falsos te alejan de Dios y de la bondad.

Piénselo: los Diez Mandamientos contienen un mandamiento de creer en Dios. Solo hay un mandamiento de no adorar a otros dioses. Entonces, obviamente, el Talmus tenía razón. Rechaza a todos los demás dioses y afirmarás al único Dios.

La gente me pregunta: "¿En qué Dios crees?" Les digo que creo en el Dios de los Diez Mandamientos. Rara vez hay una respuesta porque más que cualquier otra respuesta permite a las personas entender en qué Dios creo. Es una gran respuesta.

La gente de hoy no cree que tenga dioses falsos. Después de todo, ¿quién de nosotros tiene una estatua de Baal o Zeus en nuestra casa?

Recuerde que los dioses falsos no se nombran en los Diez Mandamientos. Sin embargo, fácilmente podrían haber sido nombrados. Tendría perfecto sentido para los Diez Mandamientos decir: "No creas en el Faraón, no creas en Osiris, no creas en Baal". Pero no es así porque los Diez Mandamientos reconocen que en todas las épocas habrá dioses falsos. Hoy tenemos tantos dioses falsos como la gente de entonces.

No tomo el camino más fácil citando al dinero como un dios falso. El dinero no es un dios falso. Un Dios falso no es solo algo que la gente adora que no es Dios. Incluso las personas que adoran al dinero saben que no es un dios. Un dios falso es algo en lo que la gente realmente cree. Como la naturaleza de hoy entre muchos ambientalistas.

No importa cuán noble sea, todo debe ser considerado como un medio para Dios y la bondad, no como un fin en sí mismo.

Tomemos la educación, por ejemplo. La educación es magnífica. Esa es la razón por la que es un Dios falso, porque es tan maravilloso y valioso. Pero la educación como fin en sí misma produce bárbaros bien educados. Les daré un ejemplo muy dramático. En 1941, hubo una conferencia en Wannsee, en las afueras de Berlín. La Conferencia de Wannsee fue donde los nazis decidieron exterminar a los judíos de Europa. Había 14 nazis de alto rango allí, decidiendo sobre el genocidio de los judíos. De los 14, siete tenían un doctorado. Eso debería ser aleccionador.

De manera similar, la mayoría de las personas en Occidente que apoyaron a Stalin fueron los intelectuales. El historial de intelectuales, intelectuales seculares, es un desastre moral. Y, sin embargo, hasta el día de hoy, la gente adora el doctorado y el premio Nobel. Pero moralmente y en términos de sabiduría, no significa nada. Todo lo que significa es que saben mucho sobre su tema.

Después de leer este capítulo, pensé para mí mismo, ¿cuál es el Dios falso que más se adora? Pero he llegado a la conclusión de que el dios falso más influyente de nuestros días es la corrección política. No es el dios falso el que más se adora, pero es el más influyente porque impregna las instituciones que dan forma a nuestra cultura. ¿Dime que piensas?

La corrección política no es un Dios falso en sí mismo. Es el resultado de que la gente tenga dioses falsos. La gente dirá "Realmente valoro la educación, amo la naturaleza", pero nadie dice "Reverencia la corrección política". La corrección política es el vocabulario de los dioses falsos y no el dios falso en sí.

El cuarto mandamiento, que es: "Acuérdate del día de reposo para santificarlo". Hablas de por qué el sábado es tan importante. Escribes: “Muchas personas que reverencian los Diez Mandamientos no creen que el Cuarto sea particularmente importante, y mucho menos vinculante. Sin embargo, una vez que lo entiendas, reconocerás lo transformador que es la vida, incluso el mundo ”. ¿Qué no entiende la gente acerca de este mandamiento?

Permítanme decir al principio que este ha sido un viaje muy interesante para mí. Aunque soy un judío practicante, no ortodoxo, solo practicante (me llamo a mí mismo un "judío religioso no ortodoxo"), paso la mayor parte de mi tiempo con cristianos. Con frecuencia he preguntado a pastores, sacerdotes, líderes laicos y cristianos laicos de todas las denominaciones: “¿Crees que los Diez Mandamientos son obligatorios para los cristianos? Abrumadoramente dicen que sí. Luego les pregunto si eso incluye el Cuarto Mandamiento.

En el transcurso de su vida, la respuesta ha sido aproximadamente 50/50. Solo menciono esto como algo en lo que los cristianos deben pensar. No estoy haciendo ningún juicio y no tengo ningún juicio. No juzgo la teología de la gente. Solo puedo decir que los argumentos a favor del sábado son convincentes para cualquiera.

Tomar un día de la semana y des-secularizarlo, tratar de santificar ese día, no hacer lo que haces el resto de la semana - negocios, trabajo, compras - es una transformación profunda del ser humano. Es la práctica religiosa más importante de mi vida. No transmito en mi sábado, que es el atardecer del viernes al atardecer del sábado. No escribo libros, no escucho la radio y no veo la televisión. Solo paso 24 horas con amigos y familiares. De hecho, he almorzado el sábado con las mismas dos parejas durante 25 años.

No digo esto en el libro porque no personalizo el libro. Puedo decir que es una alegría indescriptible tener un día cada semana en el que no puedes esperar hasta que llegue, que esperas con ansias toda la semana. He escrito un libro sobre la felicidad, he dado conferencias sobre esto en todo el mundo, transmito una hora de mis 15 horas semanales sobre el tema de la felicidad. Esperar algo es un gran problema en la felicidad humana.

El viernes por la tarde es quizás el momento más feliz de la semana. La semana terminó, el trabajo terminó, solo tengo amigos con quienes estar, mi esposa con quien estar. Iré a las sinagogas el sábado por la mañana y veré a muchas de las mismas personas con las que he estado durante décadas. Es algo muy poderoso y transformador. Escribo allí lo elevado que es. Recuerda, dije antes que estos son los mandamientos por los que debes vivir si quieres ser libre. ¿Qué hay más libre que no trabajar un día a la semana? Los esclavos trabajaban los siete días de la semana. Por eso escribí en el libro que un millonario que trabaja siete días a la semana es un esclavo rico.

Ahora, pasemos al quinto mandamiento, que es: "Honra a tu padre ya tu madre para que tus días se alarguen en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da". Señala varios puntos sobre este mandamiento que realmente me impresionaron ". Me gustaría leer una sección de este capítulo y dejarle un comentario. La siguiente cita analiza el significado detrás de la última parte de este versículo, "para que tus días se alarguen sobre la tierra". Usted escribe,

“Mucha gente lee esa parte del Quinto Mandamiento como recompensa. Pero si bien puede considerarse una recompensa, el hecho es que es una razón: si construyes una sociedad en la que los niños honren a sus padres, tu sociedad sobrevivirá durante mucho tiempo. Y el corolario es: una sociedad en la que los niños no honren a sus padres está condenada a la autodestrucción ”.

Sí, este es un ejemplo de una percepción que trato de proporcionar en cada mandamiento. Para que una persona secular diga: "Vaya, nunca supe eso, nunca pensé en eso", y hasta una persona religiosa dirá: "Vaya, nunca pensé en eso, nunca supe eso". Esto es un ejemplo. La gente piensa que es una recompensa, cuando dice, "para que tengas muchos días en la tierra a la que te traigo". Pero no es una recompensa, es una consecuencia.

El hebreo dice "con el fin de que". Si te dijera: "Ponte el cinturón de seguridad", y luego te encuentras en un accidente y te salva la vida, eso no es una recompensa. Eso es una consecuencia. Si no usa el cinturón de seguridad y atraviesa el parabrisas, eso no es un castigo, es una consecuencia. Entonces, muchos años son consecuencia de vivir en una sociedad en la que los niños honran a sus padres. Eso es cierto para un niño de cinco años, un niño de 10 años y un niño de 40 años. No dice "cuando eres pequeño". Una sociedad que honra la paternidad tendrá una larga vida. Las sociedades se derrumbarán si la autoridad de los padres se derrumba, y estamos viviendo eso ahora en los Estados Unidos.

Durante más de una generación, muchos padres no han sido autoridades, ni siquiera han sido figuras a honrar. Demasiados padres han sido amigos, amigos. Las palabras importan y su hijo no es su "amigo". Tu hijo es tu hijo. Y solo tienen una oportunidad con una madre y un padre. Tienen muchas oportunidades de tener amigos.

Hay otro punto que hago allí, y es la profundidad del texto bíblico, porque se nos dice que amemos a nuestro prójimo, amemos al extraño y amemos a Dios. Pero no se nos dice que amemos a nuestros padres. Los Diez Mandamientos está, en efecto, diciendo: “Yo, Dios, sé que hay personas que tienen sentimientos ambivalentes hacia los padres. No te voy a decir cómo te sientes por tus padres. Solo te voy a decir cómo actuar con ellos y eso es honrarlos, ya sea que los ames o no. Porque el papel de los padres, si se rompe, significa el fin de una sociedad libre y buena.

Si los padres no son la autoridad, hay otras dos autoridades posibles: el estado o ninguna autoridad, la anarquía. Es por eso que en el mundo occidental, a medida que las religiones judeocristianas han declinado, el estado se ha vuelto cada vez más grande con más y más leyes. Este país se fundó con la proposición de que una sociedad libre solo es posible cuando los hombres son personalmente responsables y se sienten responsables ante Dios. Entonces, no es necesario que haya policías en todas partes para monitorear el comportamiento de las personas.

Estoy seguro de que hay muchas personas como yo que se preguntan qué significa honrar a los padres de uno.

No me ocupo de esto en el libro, pero es una gran idea. Debería escribir un ensayo sobre esto. Casi toda la vida se compone de detalles y ninguno de ellos es tan importante. O parece que no es tan importante, pero realmente lo es. La forma en que hablas con tus padres no debería ser la misma que con tus amigos en la escuela. Si usa improperios con sus amigos, no los usa con sus padres. (No me emociona si lo usa generalmente con alguien). Nuestro comportamiento con un padre debe ser cualquier cosa que deje en claro que este es mi padre.

Ahora, es importante que obedezcas a los padres, a menos que, por supuesto, exijan algo que viole la ley de Dios. Solo Dios es más alto que los padres. Estas son sus autoridades en la tierra: su madre y su padre. Es importante que se incluya a la madre, la madre es igual a los ojos de la Biblia.

La gente se burla de los Diez Mandamientos. "Tres mil años, eso es anticuado". Pero realmente, ¿qué tiene de anticuado? ¿Es anticuada la igualdad de los padres? Nadie se sorprendería si los Diez Mandamientos dijeran: "Honra a tu padre". Nadie se sorprendería. Es asombroso, cuando lo piensas, que la madre sea igual. De hecho, también dice "un hombre debe temer a su madre y a su padre". En ese versículo, la madre se pone en primer lugar solo para aclararle que la madre es igual al padre. Entonces este mandamiento es enorme. La tiranía corta la autoridad de los padres. Eso está sucediendo en este país, y esa es una de las principales razones por las que me preocupo por nuestro país. El estado se hará cargo de su hijo. No tienes que hacer nada. Cuidaremos de sus hijos.

Eso es correcto, la vida de Julia, eso es correcto. En California, a los niños se les sirve desayuno y almuerzo en la escuela. Los padres ni siquiera necesitan hacer eso. Pero los padres pueden ser arrestados si permiten que sus hijos caminen a casa desde el parque. Esto acaba de suceder en Maryland. El servicio de protección infantil visitó a la familia y traumatizó a los niños. A los niños se les permitió caminar juntos una milla fuera de la casa. Los padres son cada vez menos autoridades y el estado es cada vez más grande.

Pasemos al mandamiento: "No cometerás adulterio".

Saltamos el asesinato. Entonces, permítanme decirles muy rápidamente que una de las cosas más importantes del libro, y nuevamente, sé por experiencia que esto es revelador para muchas personas religiosas, la prohibición es contra el asesinato, no contra el asesinato. Dice "No matarás" en la versión King James. Pero el hebreo tiene dos palabras para quitar una vida, al igual que el inglés. Si dijera "No mates", entonces tendríamos que ser pacifistas. Eso significa que no podríamos matar a personas que estuvieran matando a personas inocentes, no podríamos matarlos a un tipo en el patio de la escuela disparando a niños o incluso a una persona que viene a matarte.

Pero el asesinato es diferente. El asesinato es un asesinato inmoral. Hay asesinatos morales y asesinatos inmorales. El asesinato es un asesinato inmoral. Y eso es lo que está prohibido. Nadie dice: "Yo maté a ese mosquito". Ahora bien, ¿por qué no? Si no hay diferencia entre asesinar y matar, entonces diría eso.

Una de las muchas impresiones que tuve al leer su libro fue cuánto valora Dios la vida. Algunos pueden pensar que esto es contrario a la intuición, pero el mandamiento de no matar, más bien, de no matar. Es realmente una declaración sobre cuánto valora Dios la vida. Por eso la Ley de Moisés somete a los que asesinan a los más severos castigos. ¿Te importaría comentar sobre eso?

Sí, eso es lo sorprendente para mí, que no está claro para todos. El castigo es la única forma de anunciar la gravedad de un delito. Es muy sencillo. Todos entienden eso. Digamos que había un parquímetro caducado. Y también digamos que hubo una multa de 100 dólares por asesinato. La sociedad estaría diciendo dos cosas:

  1. Que quedarse más tiempo en un metro y asesinar son equivalentes a incorrectos. Incluso un niño de cinco años podría entender eso. El castigo es lo que nos dice la gravedad del delito.
  1. Que la sociedad no valora la vida humana. Todos entenderían que si así de trivial es el castigo por asesinato, entonces está claro que la sociedad no valora la vida humana. Si malversas mucho dinero y te dan cadena perpetua, y si asesinas te dan el mismo castigo, lo que estamos diciendo es que tomar dinero y quitar una vida son moralmente equivalentes.

Por lo tanto, no se puede negar que la sociedad que le quita la vida a un asesino está diciendo que la vida humana es más valiosa que una que nunca lo hace. Necesitamos ser honestos. Algunos argumentan que un inocente puede morir. Ese es un tema aparte, y tengo respuestas (en mi tercer libro, Pensar un Ssegundo Tyo me).

Por cierto, quitarle la vida a un asesino es la única ley que se encuentra en cada uno de los Cinco Libros de Moisés.

Estamos casi fuera de tiempo y, desafortunadamente, no cumplimos con todos los mandamientos. Sé que tienes grandes conocimientos sobre "no robarás", "no darás falso testimonio". ¿Por qué no menciona algunas de las enseñanzas que cree que son las más importantes?

Robar es, en cierta medida, la madre de todos los mandamientos éticos. Porque todos son una forma de robar. Asesinar es robar una vida. El adulterio es robar a un cónyuge; después de todo, dos personas solteras no pueden cometer adulterio, el adulterio, por definición, implica que una o dos de las personas se casen. No dé falso testimonio si significa robar la verdad y, por tanto, robar la justicia. Y, por supuesto, No codiciar implica querer robar.

Otro punto. La trata de esclavos africanos no podría haber existido si hubiera existido un entendimiento de "No robar". Significa, ante todo, no robar un ser humano. Eso debería haber llevado a todos los creyentes en Dios y los Diez Mandamientos a oponerse al comercio transatlántico de esclavos porque tenía sus raíces en el robo de personas. Eso muestra lo importante que es que las personas religiosas comprendan los Mandamientos.

Diré una palabra sobre los dos que quedan.

Dar falso testimonio no se trata solo de falso testimonio en la corte. Mucha gente religiosa piensa que es perjurio. Pero se trata de todas las mentiras. El genocidio, la esclavitud, los mayores males, todos comienzan con mentiras. No podríamos haber tenido esclavitud si no fuera por la mentira de que los negros son inferiores. No se podría haber tenido el Holocausto sin la mentira de que los judíos eran inferiores.

Y “No codiciar” es el único de los Mandamientos que prohíbe el pensamiento. Las personas religiosas y otras personas necesitan saber lo que no significa tanto como lo que sí significa. No significa "No quiero". No significa "No envidies". Y no significa "No tengas lujuria". Es muy específico. Codiciar significa querer quitar la cosa o persona específica que pertenece a otro.

Entonces, si dices, "Me encantaría una esposa como la esposa de mi vecino", eso no está prohibido. Incluso puedes decir: "Envidio a la maravillosa esposa de mi vecino". Puede que no sea lo más saludable desde el punto de vista psicológico. Pero no está prohibido por los Diez Mandamientos. Buscar poseer lo que no pertenece a otro es lo que está prohibido. Es muy raro en el Antiguo Testamento prohibir un pensamiento.

I know we are out of time, but I wanted to mention a few things to our readers that that we didn’t cover in our time together. First, you have written a children’s edition of los Ten Commandments, which is a great way to introduce these teachings to our children. Speaking of which, your book is ideal for family home evening, because at the end of each chapter you provide several discussion questions. I couldn’t think of a better way to engage our families in a thought-provoking discussion. Plus, you will have family home evening lessons planned for the next ten weeks, not bad.

Dennis, thank you again for taking time out of your busy schedule to talk with me today. I look forward to our next conversation.

Gracias. In addition to hopefully reading my book, I invite your readers to view these Ten Commandments at PragerUniversity.com.

Nate N May 15, 2015

To Caprifornia: If you had read the article more fully you would see that Mr. Prager explained that there is no "Thou shalt not kill" commandment. There is a commandment that says "Thou shalt not murder". Unfortunately in war many people are killed that do not deserve death. That is not the same thing as committing murder. Regarding Israel and Turkey and the issue of Armenian Genocide: In 15 years of listening to Dennis Prager on an almost daily basis, I don't recall him ever saying that Israel is right on the issue of not acknowledging the Armenian Genocide (which may be for political reasons, but it is hardly the only nation to not do so). He has talked at length many times that Turkey in the last decade or two has taken a decided shift away from Western values and turned more toward Islamist values, which should worry any lover of liberty. Mr. Prager has noted that our once strong relationship with Turkey has suffered as a result of this change. Most importantly, to attack Mr. Prager for his book and views on the Ten Commandments using your problems with U.S. foreign policy as your launching point is completely off the mark and irrelevant to the topic at hand. Mr. Prager neither has any impact on U.S. foreign policy decisions nor does he blindly support them all, and is in fact very vocal on policies he finds immoral.

Caprifornia May 13, 2015

Another important commandment says Thou Shall Not Kill. United States of America the country I choose to be my home has done many of them in its foreign policy. Bombing innocent civilian at Christmas eve and those people are still homeless, spreading agent orange on innocent children and people who as a result turn into a freak creatures and still do, losing thousands of young people in stupid non necessary wars in Afghanistan, Iraq, and list can go on and on .All Mr. Prager had done has been defending evil United States Foreign policies in favor of supporting Israel. A country that denies the greatest genocide of the 20th century Armenian Genocide in which 1.5 million innocent children, mothers, fathers, brothers, cousins, and so on died. It is funny that every time someone challenges Mr. Prager on this issues he responds it is at our best interest to stick to Turkey because they are our allies but for the Jews they go as far getting compensations, creating a new country, having all kinds of treaties sign to protect the Jews against any enemies but when it comes to other countries at best we are silence. United States of America has no right to call itself the defender of democracy and free speech while siding with evil regimes and engaged in atrocities that even does not acknowledging it. Mr. Prager can write as much article as he wishes and the book for the same manner but the reality is different.


According to the Old Testament, God revealed the 10 Commandments, carved on two stone slabs, to Moses on Mount Sinai. As a central part of the shared Jewish and Christian heritage, the set of divine precepts—including instructions to worship only God and honor one’s parents along with prohibitions on murder, adultery, theft, blasphemy and other sins—are fundamental to both faiths.

Some Dead Sea Scrolls written in the first century A.D. on parchment or papyrus contain written versions of the 10 Commandments, but the earliest known stone inscriptions of biblical law date to several centuries later. They are the so-called “Samaritan Decalogues,” created by the Jewish sect that in biblical times lived in Samaria, a mountainous region north of Jerusalem.

Only four examples of the Samaritan Decalogues are known to exist. Three of them, all fragmentary, currently reside in museum collections or at protected sites in the Middle East. The fourth will go up for auction on November 16 in Beverly Hills, California. Presented by Heritage Auctions, the tablet is the centerpiece of the Living Torah Museum Auction, a collection of some 50 Bible-related historical artifacts. “The Living Torah example is among the earliest of these Decalogues, and certainly the most complete,” David Michaels, Director of Antiquities for Heritage Auctions, said in a statement. “It is also the only example that can be legally obtained for private ownership.”

Probably carved between 300 and 500 A.D., in the late Roman or Byzantine era, the tablet is believed to have decorated the entrance to a synagogue located near what is now the city of Yavneh. The Romans, who heavily repressed the Samaritans, may have destroyed the synagogue between A.D. 400 and 600, alternatively, it may have fallen victim to Muslims or Crusaders up to the 12th century.

Earliest known carving of the Ten Commandments. (Courtesy Heritage Auctions, HA.com)

Earliest known carving of the Ten Commandments. (Credit: Heritage Auctions)[/caption]

The white marble slab, which measured some two feet square, weighs in at around 200 pounds. On it are inscribed 20 lines of characters in Samaritan script, which was derived from both Hebrew and Aramaic. Nine out of the 10 Commandments commonly known from the Book of Exodus appear on the tablet, but it omits “Thou shalt not take the name of the Lord thy God in vain.” Instead, the text contains a Samaritan commandment about how worshipers should “raise up a temple” on Mount Gerizim, the holy mountain for the Samaritans, which was located near the West Bank city of Nablus.

After the railroad workers first uncovered the tablet back in 1913, it was used as flooring in a privately owned courtyard, where foot traffic rubbed out portions of the writing. A man named Y. Kaplan, who acquired the slab in 1943, submitted it to scholars for study, and introduced it to the wider world in an article he co-wrote in 1947 with Yitzhak Ben-Zvi, an archaeologist specializing in ancient texts who would go on to become president of Israel (1952-63).

In the 1990s, antiquities dealer Robert Deutsch bought the stone slab, which was designated a “National Treasure” of Israel. Despite that distinction, in 2005 the Israel Antiquities Authority (IAA) approved its export to the United States, where it was entrusted to the care of Rabbi Saul Deutsch, of the Living Torah Museum.

At the upcoming auction, the tablet will be included among a number of other historically valuable objects from biblical times, including a nine-spouted ceramic oil lamp dating to the first century A.D. Some experts believe the lamp is the earliest known Hanukkah menorah.

The opening bid for the 10 Commandments tablet is $250,000, though experts think it will go for much more. Because of its “National Treasure” status, the buyer of the tablet must agree to display it in public, as a condition of ownership. As Michaels put it, “We seek either an institutional buyer or a private one who will agree to exhibit the 10 Commandments Stone so that all can see, enjoy and learn from it.” Proceeds from the auction will go to expand and upgrade the Living Torah Museum’s facilities in Brooklyn, New York, including the construction of a full-scale replica of the original Tabernacle in Solomon’s temple.


Charlton Heston’s son says ‘Ten Commandments’ deepened the actor’s faith

Más popular hoy

Fraser Heston can’t even remember his first — and only — acting role, but that’s because he was only 3 months old at the time.

Fraser, now 65, portrayed the baby Moses — who, in the Bible, escapes death when he is set afloat down the Nile River in a basket — in the 1956 movie “The Ten Commandments,” which starred his father, Charlton Heston, as the adult prophet. Fraser credits the film’s legendary director, Cecil B. DeMille, with casting him while he was still in utero.

“He heard my mom was pregnant and said, ‘Well, if it’s a baby boy, he can play the part of Moses,’” Fraser tells The Post. “When I was born, the first telegram she got said, ‘Congratulations, he’s got the part. Love, C.B.’ I still have that telegram somewhere.”

Fraser Heston © Fraser C. Heston

“The Ten Commandments,” a perennial Easter classic, is available via streaming and as a new Blu-ray release from Paramount Home Entertainment that includes a behind-the-scenes commemorative “digibook.”

The senior Heston, who won an Oscar for Best Actor in a Leading Role for the 1959 film “Ben-Hur,” starred in more than 100 television shows and movies, including the film “Planet of the Apes” (1968) and its 1970 sequel, “Beneath the Planet of the Apes,” the 1967 drama “Will Penny” and the 1985 primetime soap opera “The Colbys.” (He also did a cameo as himself in a 1998 episode of the NBC sitcom “Friends.”)

Fraser lives in Los Angeles with his wife, public relations and communications executive Marilyn Heston, and their filmmaker son Jack, 28, and is a longtime director and producer. He recently spoke with The Post by phone about his dad’s faith, legacy and the least-favorite film he did.

Fraser Heston — who played the baby Moses in “The Ten Commandments” — is shown with his father, Charlton Heston, on the studio backlot during filming in 1955. Paramount Pictures

Did your father ever share any on-set anecdotes about working on “The Ten Commandments” that stuck with you?
Obviously, my memory is a little sketchy, but I do remember my dad telling me that when they put me in the basket on the backlot of Paramount — the tank set is still there — the basket began to leak. The basket began to sink, and dad went to lift me out — and I was floating in four inches of water, perfectly happy. And the social worker who is by mandate on the set for all children grabbed me and said, “No, Mr. Heston, I’m the only one who can attend to this child during the filming.” He looked at her and said, with the voice he used on the pharaoh [Yul Brynner, in the film], “Give me that child!” And not surprisingly, she did. (laughs) When you get the voice of Moses — I used to call it the dark, gray voice — all he had to do was use that on us kids and we’d do anything he said. (risas)

Charlton Heston and Yul Brynner in “The Ten Commandments.” Everett Collection

How religious was your father?
I think a lot of his faith actually came from making films like “The Ten Commandments” and “Ben-Hur” because he did a great deal of research. He went back and reread all five books of Moses and did a lot of research with DeMille’s people, who gave him material. He became quite fascinated with — and obviously famous for — biblical ethics. As a consequence, I think it deepened his faith. I’d say his faith came from within. It didn’t come from hearing a sermon, which is how most of us get it.

Did your father have a favorite actor or director to work with?
He was always very circumspect about that because he said if he named an actor or actress, he would make one friend and a dozen enemies. (laughs) If you asked him what his favorite film was, he would probably say, “The next one.” He loved working with actors, but he didn’t suffer any sort of on-set shenanigans or tardiness well at all. He was not happy with Sophia Loren for arriving on the set late almost on a regular basis [during the filming of 1961’s “El Cid”], but he loved her work.

‘I’d say his faith came from within. It didn’t come from hearing a sermon.’

Did he have a least-favorite film?
(laughs) He didn’t like “Call of the Wild” very much. He said, ‘It was a great story and we screwed it up.’ (laughs) They just released [a new version] with Harrison Ford, which I haven’t seen yet but I look forward to it.

What is your father’s legacy?
I think his first legacy is as a husband and father and grandfather. He was a great family man. He was a kind-hearted, humorous soul. He was not a stern taskmaster or an Old Testament prophet, nor was he a cowboy or an astronaut or president. He played those things, but he wasn’t those people.

Do fans have a limited view of him?
If you look at his career, people think of two poles in his career and life: Holding up the staff in “Ten Commandments” and saying, “Behold, his mighty hand!” And holding up the musket, the same gesture, in front of the National Rifle Association and saying, “From my cold dead hands!” Almost the same line, kind of playing the same role, in a way — leading the people, as it were. But there was so much more to my father than falls between those two images that happened 50 years apart. Being president of the Screen Guild, helping to found the American Film Institute, leading the arts contingent in the [1963] March on Washington of the civil rights movement, going to Viet Nam three times with the USO when that wasn’t such a popular thing to do. And he worked on the National Council of the Arts. And so on and so on. Clearly, he was a patriot, a good citizen. He felt his responsibility to help his family, his art, his fellow artists and his country.

Burt Lancaster, Harry Belafonte and Charlton Heston stand at the Lincoln Memorial during the 1963 March on Washington. Bettmann Archive

What memories do you have of hanging out with him on film sets?
So many. Aside from almost drowning on the set of “Ten Commandments,” he’d find a corner for me to watch and I’d watch for hours. He’d say, “Son, do you want to go home? If you’re bored, I can have somebody drive you home.” I’d say, “No, daddy, I want to see your work and movies being made.” It’s no wonder I became a director, and hopefully I soaked up some of the skills from [“Ben-Hur” director] “William Wyler and Cecil B. DeMille. Or from my dad.


10 Commandments of the Female Backpacker

Although I have only been on the Central American backpacker circuit for about one week I have already learned some essential truths that all Go! Girl travelers should adhere to for a solid trip. They came to me last night as I was basking in my hostel’s amazing hot shower, overlooking Lago Atitlan in Guatemala. Not the same as Moses, but hey, it works!

The Commandments of a Female Backpacker

1. Thou shalt not covet they neighbors bed, the next place you stop you will indeed be blessed with a better bed. Be grateful, you are traveling!

2. Thou shalt shave legs and wash hair when hot water is present…who knows when the next hot shower will be….or if the best beach in Costa Rica will happen before that moment.

3. Honor thy street food vendor and Imodium.

4. Thou shalt accept the help of men, where chivalry is not dead, because that pack is damn heavy!

5. Thou shant ever eat McDonalds in country. Exceptions shall be granted for extreme homesickness.

6. Accept tampons from the kindness of fellow lady backpackers and also be willing to share in the riches of feminine products.

7. Thou shalt appreciate economies of scale, support the local economy and know when it is appropriate to bargain down.

8. Thou shant not steal, only “borrow” what has been left behind…even if it has only been five minutes.

9. Thou shalt always let her hair blow in the foreign breeze, keep holy the siesta, and carry a journal in her pack.

10. Thou shalt be grateful for the liberation of travel, you only get one shot at this life.


Ver el vídeo: Lo BUENO y lo MALO de VIVIR EN CALIFORNIA. CALIFORNEANDO


Comentarios:

  1. Vudojora

    Creo que cometo errores. Tenemos que hablar. Escríbeme en PM, te habla.

  2. Nikogis

    Autor, ¿eres por casualidad de Moscú?

  3. Cleary

    ¡Muy bien hecho! ¡¡¡Gracias a!!!

  4. Bidziil

    Publicación autorizada :)

  5. Zologore

    Excelente y oportuno mensaje.

  6. Dizil

    En mi opinión estás equivocado. Puedo probarlo. Escríbeme en PM, discutiremos.

  7. Jerardo

    Pido disculpas por intervenir, me gustaría proponer otra solución.



Escribe un mensaje


Artículo Anterior

¿Quiero ser feliz? Piensa más en la muerte.

Artículo Siguiente

El Papa, Stephen Hawking y miles de científicos están pidiendo que el mundo trabaje juntos para luchar contra el cambio climático.